lunes, 12 de noviembre de 2007

Día 6, solo???

Parece que llevamos la vida aqui..Quizas por eso y porqeu hoy cenamso en un restaurante lleno de iluminados, hemos decidido emigrar manana hacia Hariward y pasado al norte, debajo de Kachemira, a ver el cambio de guardia en Atari..esta bien porque decidimos sobre la marcha y segun las conexiones que tengamos pues decidimos! Hoy hemos tomado cafe!!Ha sido un subidon!jeje!
Hoy hemos estado en una cascada muy bonita, esta zona podria ser la huesca espanola, jeje, llena de montanas verdes y rios con rapidos, es muy bonito, y parece mentira que estemos en el himalaya..madre mia!Pues hoy se apunto un amigo de nuestro guia de 17 anos, shivam, muy majo, era medio nepali y era supe educado!Cuando estuvimos los 5 tomando un chai, nos dijeron palabras feas en hindi, jeje!Se morian de la risa...se ve que los 17 son parecidos en todos lados! Y conocimos un grupo de espanoles, todos intercambiamos informaciones, estuvo curioso!Me va a dar pena dejar este remanso de paz, pero apetece ver otras cosas!
Por fin me estoy mimetizando(lo poco que puedo) con el ambiente, hoy me compre unos pantalones thai la mar de monos. Gracias al consejo de ainhoa porque como ya sabeis (y viaje a donde viaje perdura)me puedo estar probando pantalones sin que me gusten hasta la saciedad, jeje!
Manana por la manana haremos una clase de yoga por la manana, no te puedes ir de esta ciudad sin hacer este par de cosas!jeje, ya os contare!Y luego iremos a Hariward que esta muy cerca, y es una de las ciudades sagradas que estan en el ganga..alli es donde hacen unas oraciones todas las tardes (yo pensaba que era en rishikesh), y despues iremos al estado de Punjab, pero no os preocupeis, porqu el problema esta en el lado pakistani, iremos a Amritsar que es debajo de Kachemira para que os hagais una idea, para ver el cambio de guardia...ya os contare
un beso gordo a तोडोस

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"llore por unos zapatos...
...hasta que vi un hombre sin piernas"
(provervio hindú)

Anónimo dijo...

Cambio de guardia en atari que bien suena eso envidia increscendo. 3 preguntas he llovido? La comida que tal? y los mosquitos existen o son una leyenda?

Anónimo dijo...

Hola¡¡ Nena k tal? Aqui estamos Mabel, Maribel y yo( Mariana) leyendo tu cuardeno de viaje. Maribel dice: el sabado vi la pelicula " pasaje a la india" y me acorde mucho de ti, y vi paisajes maravillosos incluidos el himalaya, k envidia¡¡¡jeje.
Mabel: guapa!!! que envidia...ojala hubiera decidio dejarlo to y tirarme pa´lla con vosotras... y desconectar de todo... en fin, ya llegará PARIS.
Pasalo de escandalo, y acuerdate mucho de nosotras, eh!!!!1millon de besos..
niñaaaaaaa, k soy yo¡¡tia como estas? no sabes el montón k me acuerdo de ti ylo k te hecho de menos :(. tia aprovecha mucho. Por telefono o voz o algo algún dia podemos hablar? bueno y tu como estas? como te sientes?

Jon dijo...

El mundo
Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Jon dijo...

Ventana sobre la palabra
I
Los cuentacuentos, los cantacuentos, sólo pueden contar mientras la nieve caeAsí manda la tradiciónLos indios del norte de América tienen mucho cuidado con este asunto de los cuentosDicen que cuando los cuentos suenan, las plantas no se ocupan de crecer y los pájaros olvidan la comida de sus hijos

II
En Haití, no se pueden contar cuentos durante el díaQuien cuenta de día, merece la desgracia: la montaña le arrojará una pedrada a la cabeza, su madre sólo podrá caminar en cuatro patas

Los cuentos se cuentan en la noche, porque en la noche vive lo sagrado, y quien sabe contar cuenta sabiendo que el nombre es la cosa que el nombre nombra

III
En lengua guaraní, ñe'~e significa "palabra" y también significa "alma".

Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma.

IV
Magda Lemonnier recorta palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajasEn caja roja guarda las palabras furiosasEn caja verde, las palabras amantesEn caja azul, las neutralesEn caja amarilla, las tristesY en caja transparente guarda las palabras que tienen magia

A veces, ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieranEntonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá

V
Javier Villafañe busca en vano la palabra que se le escapó justo cuando iba a decirla¿Adónde se habrá ido esa palabra que tenía en la punta de la lengua?

¿Habrá algún lugar donde se juntan las palabras que no quisieron quedarse? ¿Un reino de las palabras perdidas? Las palabras que se te fueron, ¿dónde te están esperando?

VI
La A tiene las piernas abiertas.
La M es un subibaja que va y viene entre el cielo y el infierno
La O, círculo cerrado, te asfixia.
La R está notoriamente embarazada.
-Todas las letras de la palabra AMOR son peligrosas -comprueba Romy Díaz-Perera.
Cuando las palabras salen de la boca, ella las ve dibujadas en el aire

VII
Llevaba más de veinte años preso, cuando la descubrió

La saludó con la mano, desde la ventana de su celda, y ella le respondió desde la ventana de su casa

Después, le habló con trapos de colores y con letras grandesLas letras formaban palabras que ella leía con largavistasElla contestaba con letras más grandes, porque él no tenía largavistas.

Y así les creció el amor.

Ahora Nela y el Negro Viña se sientan espalda contra espalda. Si uno se va, el otro se cae.

Ellos venden vino frente a las ruinas de la cárcel de Punta Carretas, en Montevideo.


Un poco de Eduardo Galeano siempre invita a soñar....
Jon