jueves, 12 de marzo de 2009

Ultimas reflexiones

Hoy me he levantado pensativa, extraña y ligeramente asocial. No es de extrañar ya que ayer desde las 9.30 de la mañana no estuve ni un minuto sola (salvo ida y vuelta en la bici)...vamos, que al final del día no podía ni hablar. Hoy, capitulando mis últimas reflexiones podría decir que basicamente giran en torno a la rutina, el dolor/sufrimiento y el autoconocimiento...muy entrelazadas entre sí..
El otro día un conocido al que me encanta encontrarme por la calle me recordó a una amiga que reaprendió a ver el mundo a través de los ojos de su hija. El caso es que aunque resulte obvio me resulta curioso (y no curioso a la vez) como nos habituamos a todo y perdemos el encanto de las cosas dandolas por hecho. Creo que es entonces cuando empezamos a quejarnos sin parar. Para mí esa es mi alarma de que algo no va bien dentro de mi...y me doy cuenta he vuelto a dar cosas por hecho y es entonces cuando me obligo a recordar la india y sobretodo mi vuleta a occidente, cuando cosas que conocía desde hace 20 años me sorprendían de nuevo. Una sensación maravillosa. Está claro que la habituación es inevitable, pero no el lado oscuro de ésta. Aunque suene muy cristiano, creo que es importante recordarnos de vez en cuando lo afortunados que somos y lo bien que vivimos, y dejarnos de preocuparnos por tonterías que solo generan insatisfacción (enlazo con el tema del autoconocimiento porque creo que cuando no estás satisfecho con tu vida(por la razón que sea) te fijas más en la de los demás que en la tuya y en general eso no lleva a nada bueno). Por otro lado me pregunto por qué seremos tan reacios a los cambios cuando estamos en constante cambio, nada es para siempre y nuestra capacidad de adaptación es infinita?
Con el puente de la habituación introduzco mi segunda reflexión, a la que inicialmente pensé dedicar una entrada exclusiva y luego deseché por darme cuenta que me estaba metiendo en camisa de once varas. Creo que si hubiera sido consciente de lo presente que iba a estar el dolor en mi trabajo no lo hubiera elegido, jeje! Por un lado me resulta curioso todo lo que sé del dolor y lo poco que lo he sentido...y segun lo digo rectifico: lo mucho que sé del sufrimiento y lo poco que lo he sentido en persona. A primera vista parece una incongruencia con respecto a algunas profesiones sanitarias,no? Como podemos enteneder a alguien sino hemos pasado por ello? Cuando empecé a escribir sobre el dolor acto seguido apareció el concepto de sufrimiento (vivencia o percepción personal del dolor) y entonces fue cuando me dí cuenta de que era imprescindible saber la definición precisa de cada concepto y también que el tema iba a ser infinito por lo que decidí aparcarlo. Volviendo a las preguntas lanzadas al vacío busco la definición de empatía, siendo ésta "la capacidad cognitiva de sentir en un contexto común lo que un otra persona puede percibir"...Mi contexto común sería entonces las vivencias de otras personas que también sufren pero no mi propio contexto, sigo limitada entonces? Al final la vivencia es única e intrasferible, pero por qué tenemos la necesidad constante de que el projimo sepa "cuanto" sufrimos? Igual es que esa necesidad de compartirlo es una carencia de empatía...(Esto lo pienso los días en los que me planteo porque no decidí dedicarme a la pintura, jeje). En fín, al final y uniéndolo con el autoconocimiento, creo que la actitud es una parte muy importante en todo lo que hacemos para nosotros y para lo que nos rodea. Al final todo depende de tí, de como te tomes las cosas y la actitud que tengas ante ellas. Como con la última de mis reflexiones acabo de empezar y la brasa ha sido intensa, elijo estas ultimas frases para terminar.. Cualquier comentarioi es bienvenido..
un beso y que tengais buen día!

2 comentarios:

txingudi dijo...

tela...eso es como el cristal según se mire. La empatia sinceramente creo que está como concepto supravalorada, y que percibir sentir el dolor ajeno como propio es eso una percepción con innumerables variantes. El sufrimiento...en fin, va con la capacidad de renacimiento de cada uno porque sinceramente creo que se acumula y se necesitan muchos diferentes nacimientos (en diferentes actitudes de/ante la vida)para poder hablar de ello sin acritud, me entiendes?
Es cierto la habitualidad nos hace creernos dueños de un bienestar que adquirido pero que hoy nos pertenece y mañana se esfuma. Como tu amiga yo también descubro el mundo a través de los ojos descubridores de quien percibe todo en estado puro y de quien no puede comparar, que es la comparación lo que nos hace sentir bien o mal...con refrencia al otro, a nosostros mismos,
En fin...siempre amanece aunque no siempre sale el sol.
Un beso.

Elena dijo...

Dolor y sufrimiento no son sinónimos. Buda decía "el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". Me parece que la frase viene a cuento de lo que escribes. Cuando al dolor le añades algo de tu cosecha lo conviertes en sufrimiento, una enfermedad, la pérdida de alguien producen dolor pero cuando te haces la víctima, te resistes a lo que es, te compadeces a ti msma, etc. le añades la carga negativa que produce el sufrimiento, así es como yo lo veo.
un beso
Ama